martes, 6 de septiembre de 2011

Adiós teta, adiós

Bien, pues parece que ha llegado el momento, Samuel ha dejado la teta.

Hace un mes y medio pensaba que cada vez Samuel mamaba más y fíjate, ahora mirándolo desde otra perspectiva, supongo que fue el típico subidón antes de destetarse.

En este destete progresivo y pausado, por su parte, aunque también tengo que decir que yo lo he recibido de buena gana, ha tenido mucho qué ver lo que hemos estado haciendo durante las breves, pero intensas, vacaciones.

Asistimos al I Foro de Maternidad y Paternidad de Jaca, en el cual, nos turnamos para estar con Samuel, así mientras uno escuchaba las ponencias, el otro atendia al pequeño terremoto y al contrario.
Mónica, una chica de Jaca, montó un espacio super completo dentro de una de las aulas del colegio donde tuvo lugar el encuentro y allí lo pasamos muy bien.


Al haber otros niños, Samuel solía estar, tanto conmigo, como con su padre, entretenido con los nuevos juegos o persiguiendo a sus iguales.

Y así pasaban los dias, tomando pecho sólo al despertarse de la siesta o cuando se dormia por la noche.
Al estar tan cansado tampoco tenia despertares nocturnos, con lo cual, la lactancia se vió muy disminuida.

Cuando volvimos de Jaca, me dolía el pecho cuando mamaba, bueno, era solo la primera toma de contacto, luego ya bien, y yo pensaba que igual no habia mucha y tenia que apretar más...me apreté el pecho y no salió ni una gotita blanca...

Bueno, y así seguimos otra semana más.

Después volvimos a salir de viaje de negocios/placer hacia Palazuelos de Muñó, Burgos.
Allí asistimos a un encuentro de familias que educan (o tienen intención) de educar en libertad y allí se lo pasó todavia mejor: habia piscina, juegos, tierra, muchos más niños...
Tres cuartos de lo mismo, después de la siesta, si la habia o para dormir, aunque durante los dias que estuvimos allí y casi hasta final de Agosto, muchas veces lo ha dormido Ernesto en el mei o en el coche, porq con tanto trajín, le costaba mucho encontrar un momento de tranquilidad para dormirse por si mismo.

Así que cada vez ha ido mamando menos, menos y menos y a mi cada vez me dolía más...
Supongo que si no tienes ya leche o tienes muy poca, debe ser normal que moleste la presión en el pecho. Además de la sensibilidad añadida del nuevo embarazo.

Yo, que quereis que os diga, no estoy triste.
Cada época tiene sus cosas, igual que no estoy triste de haber dejado atrás la vida de "soltera", de universitaria, de...
Y sobretodo, me parece que tiene mucho que ver, el que viene un nuevo cacau que tomará pecho de nuevo.
He leido varios escritos sobre mamás que han dado o dan lactancia en tandem y...no es lo mio.
Podriais decir que cada experiencia es única, que igual a mi me podria gustar, pero y si no? No hay vuelta atrás, no podria negarle el pecho a Samuel justo al nacer el nuevo bebé si no me siento bien.

En fin, así es como han salido las cosas, no creo que yo haya influido especialmente, simplemente, lo acojo como un proceso más de la vida de mi hijo.

Perdonad las mayúsculas pero me siento orgullosa de poder escribir, que tras los terribles comienzos con el pecho, hemos llegado a los 23 MESES DE FELIZ LACTANCIA MATERNA!!!



2 comentarios:

Vanessa dijo...

Muy bonita historia chicos y enhorabuena, por los meses de lactancia y por el proceso de destete....aunque en nada de tiempo volveréis a empezar!!!

Patricia dijo...

Felicidades guapa! qué quieres que te diga...parece de lo más natural no?
Muac

Publicar un comentario