jueves, 4 de agosto de 2011

Mi exposición en Jaca

No se qué me pasó cuando me tocó exponer lo que habia preparado para el Foro de maternidad/paternidad de Jaca, solo que sentia una emoción enorme y no podia evitarlo, toda yo era oxitocina pura! que barbaridad!

Justo antes habia terminado de hablar Estíbaliz, fue un texto precioso sobre el proceso personal que siguió durante su embarazo, parto y dificil postparto.
Utilizó una música de fondo muy bonita....Fue muy emocionante escuchar sus palabras, hablaba de lo duro que fue la total disponibilidad a la que nos sometemos con el bebé, de sus problemas con la lactancia, de la falta de comprensión....finalmente daba las gracias a su hijo y a su marido por el apoyo y la oportunidad de aprender a ser otra de nuevo.

No se si fue su texto o todas las intervenciones que habia estado escuchando durante los tres últimos dias, pero el caso es que mi sistema límbico estaba a tope en ese momento.

En fin, que tras esto, tenia que hablar yo y como he dicho antes, el texto no era para tanto, no era profundo especialmente, no llevaba música, ni fotos emotivas...solo decía esto:

LA FUERZA DE LAS REDES MATERNALES

Bueno, pues yo quería hablar sobre la importancia de las redes maternales, la gran fuerza que se genera en torno a una charla entre madres y comadres.

Durante nuestra breve experiencia como padres, hemos sido testigos y parte activa de la creación de
una de las cada vez más numerosas asociaciones de apoyo a la lactancia.

Nuestra asociación se llama Besos y Brazos y en ella hemos querido abarcar un poco más que la
lactancia materna, apoyamos también el parto respetado y la crianza con apego, con respeto hacia los pequeños.

Nos parece fundamental el respeto a madres y bebés en ese momento tan trascendental de su vida.

Los últimos estudios nos muestran cuanto influye el acto de nacer y las siguientes horas posteriores en la vida de los seres humanos y ya sabemos que es muy recomendable si queremos lograr un buen enganche a la teta.

Con esta primera toma de contacto entre bebé y mamá llegamos a la lactancia materna y algunos podríais pensar que dar lactancia materna es practicar una crianza respetuosa, sin embargo, aunque es el mejor de los comienzos, no en todos los casos es así.

Hay gente que da LM y luego tienen conductas de desapego que son difíciles de entender…

Por eso, para ayudarnos a comprender y conocer a nuestros hijos, quisimos ampliar el ámbito de la Asociación incluyendo en los objetivos el apoyo a la crianza con apego.

Porque criar con apego es establecer vínculos afectivos, relaciones de confianza mutua, que en un futuro lleven a nuestros hijos a ser felices, a ser personas seguras de sí mismas, a no elegir guiados por el miedo y a seguir contando con nosotros, sus padres, aunque ya no dependan de nuestro cobijo.

Tanto en las Asociaciones presenciales, como en las redes maternales virtuales creadas en torno a la maternidad/paternidad respetuososa que se han creado estos últimos años en la Red, vemos que somos muchas las personas que necesitamos aliento en algún momento del camino, porque es un desgaste
físico, pero sobre todo emocional duro, para el que en muchos casos no nos han preparado.

En mi familia, por ejemplo, no habían niños pequeños durante mi infancia ni adolescencia, nunca había visto dar pecho en mi vida antes de nacer mi hijo, ni cambiar un pañal, ni calmar con una nana a un bebé…

La maternidad/paternidad, como muchos habéis dicho te da la oportunidad de renacer, de volver a pasar por esa etapa que no recuerdas de tu vida y recordarla, con sus pros y sus contras e intentar no cometer los mismos fallos.

En este año de vida de Besos y Brazos, de los grupos de madres quincenales, nos hemos dado ánimo mutuamente en multitud de ocasiones.

A Paula le dijeron que tenía q darle el famoso biberón con cereales a su hijo de 5 meses porque su percentil era bajo. Paula pesará 45kilos…es una chica menuda…Ella no quería hacerlo, su instinto le decía que su hijo estaba bien con LM, pero también tuvo dudas. Finalmente no le dio los cereales. Cuando el bebé fue a la revisión de los 6 meses, su pediatra estaba contentísima de ver lo bien que
estaba el niño!

A Nieves le recomendaron un biberón de ayuda de “leche de fórmula”, la niña tendría unos 5 meses y no había engordado en el último mes. La niña estaba estupenda, tenia unos mofletes dignos de ver. Nieves, como Paula, tampoco pensaba que le hiciera falta esa ayudita, pero en este caso, al final sí que se lo dio y a las 2 semanastuvo que dejarlo porque la niña había engordado casi medio kilo!!!A los 7 meses, la niña empezó a rechazar el pecho…

A Cristina, en el mismo hospital, tras una cesárea, su suegra le metió la mano en el escote para cogerle un pecho y decirle “ves? Tus tetas no tienen leche!”. La pobre, que se había leído “Un regalo para toda la vida” con la mayor ilusión del mundo. Actualmente sigue con LMmixta y la nena ha cumplido ya 7
meses…

Todas estas historias son las que surgen en los grupos de madres, en las relaciones que se forjan en torno a la maternidad, porque no hay nada como encontrarte en un estado emocional y hormonal desatado y nuevo para ti y que te comprendan.

No hablo de solucionar problemas, hablo de comprensión, de dejar hablar, de escuchar y sentirte escuchada y de no juzgar.

Nos transforma y nos da poder, nos da fuerzas.

Por eso creo que en cada pueblo, en cada barrio o distrito debería haber un grupo de crianza de este tipo, como en los países nórdicos, que cuando sales del hospital te dan los datos del grupo más cercano…Creo que esto evitaría muchas depresiones post-parto, no os parece?

Cuantas conversaciones se habrán tenido con la pareja, con los padres, los suegros, los hermanos…tras un encuentro entre madres puerpéreas que crean en su instinto.

Cuantas discusiones también…

Yo sé de más de un caso…

Y antes de la reunión a esas mamas se las veía pequeñitas, resignadas, luego salían con la mirada firme y la palabra clara. Dispuestas a contar que su instinto estaba bien y que estaban dispuestas a seguirlo!!!

Casi se nos había olvidado que lo teníamos, somos tan racionales!!! Pero madres y padres, cuando conectamos con ese mamífero que todos somos, volvemos a nuestras raíces y nos dominan las emociones, el sistema límbico re-aparece, sacamos las garras y defendemos nuestra manera de criar con ayuda de la comunidad maternal.

En nuestro caso, fue el apoyo de mi marido y las redes maternales las que me dieron fuerza para relactar a mi hijo. Y esta relactancia ha sido la semilla de Besos y Brazos.

Gracias.

También queria decir que fue la fuerza de las redes maternales lo que hizo a Habiba le devolvieran a su hija en 3 semanas.

Desde la primera palabra hasta el último Gracias, lo dije con lágrimas en los ojos!

Lo cierto es que este foro de Jaca nos ha puesto aun más si cabe en el camino, queda tanto por hacer...

4 comentarios:

Patricia dijo...

Ay Alba, es que es así, se me saltan las lágrimas. sabes que cuando me veo a mi misma con Catu, yo sola, Diego currando hasta las 4 de la mañana pleno invierno, o verano, da igual, se me pone un nudo en la garganta? Así estuve dos años! y que bien me visno para descubrirme! Cuánto dolor e incomprensión.

Patricia dijo...

Fines de semana incluídos, solas, las dos.

Alba Ferri dijo...

Ostras Pati, no sabia que tu soledad habia sido tanta!!! Que duro nena. Lo importante es que saquemos la parte positiva de estas experiencias.
Dijeron en Jaca que el postparto era el mejor momento para hacer terapia porq estás mucho más conectada contigo misma, tu cuerpo y mente en equilibrio :)

iReNin dijo...

¡¡Precioso, Alba!! Qué lástima no haberlo podido escuchar en directo

Publicar un comentario